Llámanos +56 41 222 6956

Publicaciones

¿Atascos de tráfico y avenidas principales sin la menor sombra de humo?


Es a lo que aspiran los defensores de los vehículos eléctricos y unos cuantos países ya se han propuesto fechas límite para conseguirlo. |  


Reino Unido es el último en sumarse a esta iniciativa.


El gobierno ha revelado este miércoles un plan US$3.900 millones para mejorar la calidad del aire, que incluirá la prohibición de los automóviles y furgonetas con motor de gasolina y diésel a partir de 2040.


La propuesta aún deberá ser sometida a una consulta. Tiene su origen en la sentencia de un tribunal que falló a favor de activistas medioambientales.


Estos acusaban al Ejecutivo de no tomar las medidas suficientes para cumplir con los límites de contaminación impuestos por la Unión Europea. Francia anunció una media parecida a principios de mes.


El gobierno de Emmanuel Macron tiene proyectado vetar la venta de vehículos que funcionen hidrocarburos ese mismo año.


Su objetivo es que el país sea carbón neutral en 2050. Es decir, que no emita más dióxido de carbono que el que absorbe de la atmósfera. Una meta que comparte con Reino Unido.


La apuesta por la electricidad


Estos no son los únicos Estados que han declarado sus intenciones de poner fecha de caducidad a la gasolina y el diésel en una apuesta por los vehículos eléctricos.


Noruega se marcó el año pasado como objetivo que en 2025 el 100% de las ventas de automóviles correspondieran a modelos eléctricos o híbridos, aunque esto no implica ninguna prohibición explícita.


Medidas parecidas también han sido ampliamente discutidas en India y en los Países Bajos, donde aún están siendo sopesadas por las autoridades.


La idea también ha sido lanzada en otras naciones como China y Alemania, aunque de momento no hay perspectivas de que se vaya a materializar pronto en ninguna.


En todos estos territorios, el motivo es el mismo: reducir la contaminación.


Subvenciones


La compra de vehículos eléctricos en Reino Unido apenas se sitúa en el 4% del total de automóviles que se venden cada año.


Elevar este pequeño porcentaje al 100% en sólo 23 años va a resultar desafiante


En Francia, la situación es similar: sólo el 1,2% de los carros que se venden son eléctricos y el 3,5%, híbridos.
El gobierno admitió que tendrá que destinar subvenciones a quienes tengan menores ingresos para que puedan reemplazar sus vehículos más contaminantes.


Reino Unido, en cambio, ha descartado en principio otorgar ayudas, ya que considera que subsidios de este tipo han probado ser en el pasado de "mala relación calidad-precio".

 

Fuente: http://www.bbc.com/


01.08.2017